Zona Gimnasia

Historias

¡Sorpresa, sorpresa! 

Breve paseo por algunos “quién lo diría” de la Gimnasia.

Que la gimnasia artística es un deporte sorprendente nadie lo duda. Pero sus resultados rara vez lo son. Una y otra vez las principales competencias son definidas por los gimnastas candidatos y por los equipos que todos pensábamos. Puede ocurrir que un año Rusia, pongamos por caso, sea el equipo más fuerte y pierda el título, pero seguramente no será a manos de Trinidad y Tobago. Las sorpresas, en un deporte que siempre busca dejarnos con la boca abierta, hay que buscarlas por el lado de los movimientos que aún en este marco parecen desafiar la lógica –y la gravedad-, o por quienes los realizan. Anna Pavlova es un buen ejemplo: la etérea rusa no parecía tener la fuerza necesaria para intentar un doble mortal en plancha en suelo, o un yourchenko con 2 y ½ giros en salto, pero se ve que nadie le avisó, porque lo hace, y le salen. ¿Más ejemplos? Dénse una vuelta por el artículo “aquellos duelos” de esta misma página y comprueben que, efectivamente, Elena Shushunova incluía en una de sus diagonales de suelo un inexplicable mortal atrás sobre sus rodillas que nadie más pudo nunca hacer, ni antes ni después (¡¿Cómo, cómo?!). Pero hay casos aún más raros, movimientos de extrema dificultad o de total perfección regalados por gimnastas inesperados, o por atletas desconocidos que inmediatamente después vuelven a las misteriosas sombras de las que habían salido. Y algunas de esas sorpresas, grandes o pequeñas, son las que quiero compartir con ustedes hoy. ¿Conocen más?

Tina Erceg

Ya les he presentado anteriormente a Tina Erceg, la croata que se gana la simpatía de todo el mundo, mayormente por estar siempre despeinada y por seguir adelante pese a las  condiciones deplorables en las que entrena. Pero créase o no, fue esta favorita sentimental que nunca gana nada quien patentó la entrada a la viga más difícil de la que se tenga memoria, que gimnastas de mayor nivel ni sueñan con intentar, y que ella repite una y otra vez, tan oronda. Vamos Tina!

Zhou Duan

¿Quién? La joven atleta china formó parte de la selección de su país que viajó a los Juegos Asiáticos de 1997. ¿Antes y después? Dios sabe. Nadie volvió a tener noticias de ella, pero es la única gimnasta de la historia en haber realizado con éxito un Gaylord II en las asimétricas. El Gaylord I es un movimiento ya difícil para los hombres y casi inalcanzable para las mujeres. ¿Sumarle un cambio de frente? Imposible. Sin embargo, alguien pudo, y no fue ninguna famosa estrella de la gimnasia: fue esta ignota criatura. Misterio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Comentarios recientes

marcela en De Ramos Mejía a Bogotá
agosto 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: